El presente proyecto ha sido subvencionado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad/ Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, siendo su contenido responsabilidad exclusiva de ASGECO

CONSIDERACIONES GENERALES PARA ACTUAR CON LOS BANCOS

Productos de Activo

Son instrumentos financieros mediante los cuales los bancos prestan sus recursos a personas y entidades, que necesitan financiación, a cambio de un interés.

Son considerados productos de activo todos aquellos que signifiquen un riesgo para el banco como los préstamos o las tarjetas de crédito.

  1. Antes de proceder a solicitar un préstamo consumo, hipotecario, o cualquier producto, pida por escrito toda la documentación y condiciones exigidas por el banco.
  2. No firme nada sin haberse leído atentamente el  contrato y entender todas las condiciones del producto.
  3. Si le intentan hacer una venta cruzada, es decir, contratar otro producto como un seguro de vida, un plan de pensiones o una tarjeta. No acepte lo que no quiera, negocie y si es necesario, amenace con irse a otra entidad bancaria.
  4. ¡Cuidado con las tarjetas de crédito!. Hay ciertas comisiones que no se pueden  cobrar pese a que se indiquen en las condiciones generales de la oferta del servicio, como por ejemplo la comisión por aplazamiento o por retraso en el pago.
  5. Ante la solicitud de un préstamo (ya sea hipotecario o créditos al consumo)  no acepte la primera  oferta que le ofrezcan, consulte con varias entidades financieras distintas de la suya. No tiene por qué aceptar la venta cruzada.
  6. En general, le recomendamos que cuente con la ayuda de alguna persona experta, y en cualquier caso puede contar con el asesoramiento de gratuito de  ASGECO Confederación.

 

Productos de Pasivo

Son instrumentos financieros por los que personas y entidades dejan su dinero a los bancos a cambio de una remuneración.

Los ejemplos más sencillos de este tipo de productos son las cuentas corrientes, las libretas de ahorro, los depósitos a plazo, etc. Así, se denominan productos de pasivo todo tipo de depósitos bancarios.

  1. Si va a abrir una cuenta debe saber que no todas son iguales, ni todos los bancos ofrecen las mismas condiciones. Cuidado con las comisiones de estas cuentas, muchas de ellas no se ajustan a las normas legales, como por ejemplo comisiones de descubierto, comisiones sobre posiciones deudoras vencidas.
  2. Normalmente cuando se abre una cuenta, se  ofrecen conjuntamente una tarjeta de débito, hay que vigilar la comisión por su expedición, varía en función del banco.
  3. Nunca acepte de primeras ningún producto de inversión que le ofrezcan desde su banco habitual, ni cualquier otro. No confíe en las bondades del producto sin conocer todas sus características y riesgos. Ante la duda consulte con una persona experta.
  4. Cuidado con las ofertas y productos muy rentables. Un tipo de interés más elevado, en un producto de riesgo elevado, podría ocasionarle grandes pérdidas.
  5. Para cualquier productos de inversión, recomendamos preguntar  a personas expertas, aunque se lo ofrezca su banco habitual,  no tenga prisa en contratarlos, no confíe en aquellos beneficios y  buenas condiciones que no estén por escrito, tal cual se lo explican. Pregunte hasta conocer todas sus características y riesgos. Normalmente sólo se informa de los  aspectos más favorables, que rara vez se dan tal cual.
  6. Piense siempre que el dueño de su dinero es usted y nadie puede obligarle a invertir o contratar algo que no quiera.
  7. Confíe en las asociaciones de consumidores, defiende sus intereses. En ASGECO CONFEDERACIÓN asesoramos de forma gratuita sobre este tipo de productos.