Con 5.000 nuevos contratos en sólo 11 semanas, Som Energia, la cooperativa de energía verde con sede en Girona, ha alcanzado ya los 50.000 contratos de suministro eléctrico y los 34.000 socios cooperativistas (el año pasado por estas fechas las cifras eran de 33.000 abonados y 25.000 socios en 5 años de historia de la cooperativa). A pesar de que la subida del precio de la electricidad de principios de año ha sido un factor importante en este aumento, según se afirma desde la cooperativa el dato se debe también a que “la sociedad es cada vez más consciente y crítica con un oligoplio energético que sólo vela por sus propios intereses, y con un marco legislativo totalmente contrario a las renovables y al autoconsumo”.

Som Energia es una cooperativa sin ánimo de lucro, de consumo y producción de energía verde, que nació en el año 2010 “con el firme propósito de cambiar el actual modelo energético hacia otro 100% renovable y democrático”. Es una de las cooperativas que más ha crecido en toda Europa en los últimos años, y da servicio a hogares y empresas en toda la Península, las islas Baleares y las Canarias.

Las familias han sido hasta ahora el principal segmento de mercado de la cooperativa. Aún así cada vez son más las pequeñas y medianas empresas, ayuntamientos, y comunidades de vecinos y vecinas que confían en sus precios ajustados y transparentes, y en el asesoramiento en eficiencia energética.

Además, durante el último año, más de 2.500 familias y organizaciones, con una inversión superior a los 2,4 millones de euros, han puesto en marcha iniciativas de autoconsumo colectivo a través del proyecto Generation kWh (www.generationkwh.org), que les permite obtener electricidad 100% renovable a precio de coste, inferior a cualquier otro tipo de producción con combustibles fósiles y nucleares. Som Energia asegura estar demostrando que este tipo de proyectos son viables y que se pueden hacer sin primas ni subvenciones.

Con 6 años de existencia, Som Energia cuenta con más de 34.000 socios y socias repartidos por todo el Estado, organizados en cerca 60 Grupos Locales, y 37 personas contratadas en el Equipo Técnico. En 2017 prevé alcanzar 32 millones de euros de facturación.

Tras la constitución de Som Energia, posteriormente le han seguido otras iniciativas similares como GoiEner, en Euskadi; Zencer, en Andalucía, y Nosa Enerxía, en Galicia, entre otras.

Este nuevo cooperativismo convive con el histórico cooperativismo eléctrico español, con ejemplos tan notables como la Cooperativa Enercoop, de Crevillente (Alicante), que cuenta con 90 años de historia.

 

Fuente: Observatorio Español de la Economía Social