Logo-KontsumobideLas personas consumidoras creen saber más sobre los derechos que les asisten como consumidores de lo que realmente saben, así se desprende del sondeo de opinión sobre Nociones Básicas de Consumo realizado por Kontsumobide-Instituto Vasco de Consumo durante los meses de febrero, marzo y abril de este año entre más de 300 personas, con edades comprendidas entre los 14 años hasta más de 60, usuarias de sus centros de Formación e Información ubicados en Bilbao, Donostia y Vitoria-Gasteiz.

A través de una serie de preguntas básicas sobre diferentes temas de consumo, como por ejemplo: derechos como persona consumidora; cuánto tiempo hay que guardar el ticket o factura; tiempo de garantía de los productos; desistimiento de un contrato; o qué es el sistema arbitral de consumo, entre otros, Kontsumobide ha querido conocer si la persona consumidora disponía de ciertas nociones básicas de consumo o no, con el fin de, en función de dicho conocimiento, dirigir y enfocar adecuadamente los esfuerzos formativos del Instituto.

Del análisis de los datos obtenidos, la principal conclusión que se extrae es que las personas consumidoras creían saber más sobre los derechos que les asistían cuando ejercían como tales de lo que realmente sabían. Así, mientras el 44% de las personas participantes en el sondeo respondieron que conocían cuales eran sus derechos, sólo el 17% de ellas supo identificarlos: derechos relacionados con la salud y la seguridad, derecho a la protección de los intereses económicos y sociales, derecho a la protección jurídica y a la reparación de daños, derecho a la información, derecho a la educación y a la formación en materia de consumo, derecho a la representación, consulta y participación y derechos lingüísticos.

Así mismo, en el sondeo se observa que el 72% de las personas encuestadas sabía de la obligación de guardar el comprobante o factura tras la compra de un producto mientras su garantía esté en vigor, para poder reclamar ante el vendedor en caso de disconformidad con algún aspecto del producto. Pero, en relación a la duración de dicha garantía, el 80% de las personas creía erróneamente que el tiempo de garantía dependía del tipo de producto. Sólo el 11% de las personas encuestadas conocía que la garantía legal de cualquier producto es de dos años.

Es llamativa, a su vez, otra de las conclusiones de este sondeo, y es que prácticamente todas las personas encuestadas, el 96%, pensaba que tenía derecho a que el establecimiento comercial le devolviera el dinero -o le diera un vale por el importe del valor gastado- si tras la adquisición de un producto cambiaba de idea y quería devolverlo, cuando legalmente no existe esa obligación.

Por otro lado, los resultados muestran desconocimiento en lo relativo al derecho de desistimiento, ya que solo alrededor del 21% de las personas participantes en el sondeo conocía qué es el derecho al desistimiento en el caso de contratos celebrados a distancia. La mayoría de las personas no sabía que puede dejar sin efecto el contrato en el plazo de 7 días.

Por último, destacar que solo una cuarta parte de las personas encuestadas conocía realmente qué es el sistema arbitral de consumo. Se observó, además, que eran los encuestados menores de 50 años los que menos información disponían del sistema.

Documento: Informe sobre los resultados del sondeo ‘Conocimiento sobre nociones básicas de consumo de las personas usuarias’ (Septiembre 2013) (pdf, 601 KB)

Fuente: blog kontsumoBIDE