• La presidenta de ASGECO participó en la presentación del estudio ‘refcom. La realidad de la farmacia comunitaria en España’
  • Resaltó la buena imagen que tiene la población del farmacéutico comunitario pero subrayó que desconocía en gran parte “todos los servicios que se pueden ofrecer en su farmacia más allá de la simple dispensación de los medicamentos”
  • Consideró también que como consumidores y usuarios tendríamos “un problema si entendiéramos a las farmacias como “tiendas” de medicamentos, y al medicamento como una mercancía”
  • Ana Isabel Ceballo apostó por “sensibilizar a los usuarios sobre los diferentes servicios referidos a la salud que ofrecen las farmacias y que a menudo no se conocen” y pidió “más privacidad en el servicio y un asesoramiento más personalizado”

Jornada Estudio RefcomEl pasado miércoles, Ana Isabel Ceballo Sierra, presidenta de la Asociación General de Consumidores, ASGECO Confederación, participó en la jornada ¿Cómo debe ser la farmacia que necesita la población?, organizada en Madrid por la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC) y ratiopharm.

Este encuentre permitió conocer los resultados del estudio ‘refcom. La realidad de la farmacia comunitaria en España’, el cual resaltaba como la población valoraba mucho la labor del farmacéutico comunitario pero pensaba que sus conocimientos estaban poco aprovechados.

Desde ASGECO destacamos también como estas conclusiones se asemejaban a las obtenidas por ASGECO en un estudio del 2008, como puede ser el papel del farmacéutico para evitar consultas innecesarias al médico o prevenir problemas de mal uso de los medicamentos.

Pero Ana Isabel Ceballo Sierra subrayo especialmente el desconocimiento por parte de los usuarios de “todos los servicios que se pueden ofrecer en su farmacia más allá de la simple dispensación de los medicamentos, tenemos un problema si consideramos que las farmacias solo dispensan los medicamentos, el medicamento no es un producto cualquiera”.

Consciente del riesgo que representa en auge de la gran distribución que podría desvirtuar el medicamento y el asesoramiento sanitario del farmacéutico, la presidenta de ASGECO apostó por “una mejor comunicación sobre los servicios farmacéuticos disponibles” así como “más privacidad y un asesoramiento más personalizado”.

  • Puede descargar aquí las principales conclusiones del estudio ‘refcom. La realidad de la farmacia comunitaria en España’