• Organizaciones ambientales, sociales y sindicales denuncian los movimientos a favor de la incineración de residuos por parte del Gobierno y las Cortes

 

residuosEstas semanas son decisivas para el futuro de la gestión de residuos en el Estado Español. Por un lado, hoy por la tarde se votará en el pleno del Senado las conclusiones de la Ponencia sobre economía circular que llevan en debate varios meses y, por otro lado, es posible que en estas semanas se apruebe el Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR). Ante este escenario, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, CCOO, UGT, CECU, ASGECO y la Fundación Catalana para la prevención de residuos instan al Gobierno a avanzar hacia la economía circular.

Tras numerosas comparecencias y visitas por parte de los senadores de los diferentes grupos, se han presentado unas conclusiones sin consenso, en las que se apuesta por un incremento de la incineración, sin ningún cambio significativo hacia la llamada economía circular, que cerraría el círculo al considerar los residuos como recursos naturales.El pleno del Senado parece dejar de lado las medidas más eficientes para la gestión de residuos, como el incremento de los porcentajes de reducción, reutilización y reciclaje.

A su vez, está próxima la aprobación del Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR). A pesar de la oposición ciudadana, se sigue manteniendo la propuesta de incrementar la incineración hasta un 15%, superando el 10 % actual. Y sin embargo, no se observan compromisos ambiciosos en el resto de porcentajes, ni de separación selectiva, ni de reciclaje.

El diagnóstico preliminar tanto del PEMAR como de la Ponencia del Senado es muy negativo y pide inexorablemente una mejora urgente. La opción de ambos documentos, que en conjunto podrían considerarse parte de una misma estrategia de un Gobierno con mayoría absoluta en las Cortes, es la continuidad de los sistemas obsoletos de recogida y reciclaje actuales. Su plan: reducir la gestión en vertederos a través del incremento de la incineración.

Este planteamiento choca de frente con el concepto de economía circular, en el que se plantea que los materiales perduren en el ciclo productivo y económico, con el fin de establecer un marco económico eficiente para rebajar el consumo de recursos naturales y las emisiones de CO2.

Por tanto, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, CECU, ASGECO, CCOO, UGT y la Fundación Catalana para la prevención de residuos solicitan al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, así como al Pleno del Senado, que avancen hacia una adecuada gestión de los residuos, con compromisos en la reducción en la generación de los mismos, y el incremento de la reutilización y el reciclaje, cesando en su empeño de incrementar la incineración, una práctica contaminante e ineficaz, que perjudica a las poblaciones próximas a estas infraestructuras.

Las organizaciones emplazan también al Gobierno a un cambio de modelo de recogida y gestión, introduciendo sistemas, que ya se han demostrado eficaces a lo largo de los años en diferentes regiones, tales como la separación en origen de la materia orgánica, la recogida Puerta a Puerta, los Sistemas de Depósito, Devolución y Retorno para envases de bebidas y otros residuos susceptibles, y aplicaciones a la fiscalidad, tanto en vertederos e incineradoras, como en las tasas de residuos a la ciudadanía (pago por generación).

En definitiva, urge avanzar hacia el residuo cero y una economía eficiente en el uso de sus recursos naturales.