El CESE sostiene que las instituciones de la UE deben promover una imagen positiva de las organizaciones de la sociedad civil, preservar su independencia y asegurar que reciben la financiación adecuada.
El Comité Económico y Social Europeo (CESE) afirmó en su pleno de octubre que, en un clima político cada vez más hostil hacia la acción cívica, la Unión Europea debe demostrar la importancia del papel de las organizaciones de la sociedad civil (OSC).
En la presentación del dictamen de iniciativa sobre la “Financiación de las organizaciones de la sociedad civil por la UE“, el ponente, Jean-Marc Roirant (Actividades Diversas, FR), indicó que el CESE había presentado más de 25 recomendaciones para reforzar las relaciones entre las OSC y la UE y mejorar su acceso a la financiación.
Este llamado a la acción llega en un momento oportuno, ya que las instituciones de la UE se están preparando a entablar debates sobre el Marco Financiero Plurianual (MFP) posterior a 2020.
«Las instituciones de la UE deben decir en voz alta que las OSC son vitales», declaró el Sr. Roirant.
El CESE recomienda que se reanuden los debates sobre un estatuto para las asociaciones europeas y que se impulse la aplicación del Artículo 11 del Tratado sobre el diálogo civil.

El CESE invita a aumentar la financiación de las OSC y a asignar un presupuesto de 500 millones de euros al programa Europa para los Ciudadanos en el próximo MFP.

El CESE también pide que se nombre un Defensor del Pueblo Europeo en materia de libertades en el espacio cívico.