Los representantes de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético (en la que participa ASGECO) y de Anpier han comparecido hoy ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo para defender su postura contra los recortes retroactivos en energías renovables llevados a cabo en nuestro país, solicitando además la mediación de las autoridades europeas ante el Gobierno español.

José Donoso, Director General de UNEF, subrayó que los efectos de las medidas retroactivas llevadas a cabo en España han sido principalmente de tipo económico, señalando el caso de plantas fotovoltaicas que han visto reducir su retribución hasta un 50% respecto a la retribución anteriormente prevista en el Boletín Oficial del Estado. Además, insistió en que la actual normativa perpetúa la inseguridad jurídica permanente, al establecer que cada tres o seis años el Secretario de Estado de turno podrá cambiar las variables de la retribución.

Por lo que se refiere al autoconsumo, Donoso señaló la presencia en España de barreras económicas, el llamado ‘impuesto al sol’, y de barreras administrativas, que limitan el desarrollo de esta modalidad de producción de energía eléctrica.

Por último, Donoso puso de manifiesto la difícil situación que España está viviendo actualmente, al ser el país con más arbitrajes internacionales, la mayoría llevados a cabo por ciudadanos europeo. Según Donoso, “esta situación daña la imagen de seguridad jurídica europea, por lo que representa un problema europeo, no solo español”.

Donoso cerró su intervención solicitando a la Comisión de Peticiones que inicie un procedimiento de infracción contra el Reino de España por la vulneración del derecho comunitario en su afectación a los principios de seguridad jurídica y confianza legítima. Además, pidió que la Dirección General de la Competencia cierre la investigación sobre las ayudas de Estado en España, para volver a dar un señal de seguridad jurídica, y solicitó la realización de un informe sobre el impacto real del autoconsumo sobre el sistema y el impacto de las barreras establecidas en España.

Piet Holtrop, abogado y miembro de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, destacó que desde 2012 el sector renovable español ha presentado diversas denuncias ante la Comisión Europea, cuya Comisión de Energía estaba entonces liderada por Günther Oettinger. Si bien se mantuvieron reuniones técnicas con el equipo legal del Comisario, la Comisión nos remitió a los Tribunales nacionales. Mientras tanto, España se convirtió en líder mundial en demandas internacionales contra su regulación energética por los recortes a las renovables.

Según Holtrop, “el pasado 1 de junio el Tribunal Supremo decidió, por la mínima, cuatro a tres, que los recortes a las renovables en España no vulneran el principio europeo de confianza legítima. Ahora la cuestión es si la Comisión Europea en general y el Sr. Cañete en particular, van a tolerar que las cosas queden así, con el lastre que ello supondrá para la confianza inversora en activos energéticos en la Unión Europea, o si van a poner fin a esta situación”. Sin confianza, no habrá inversión, o ésta exigirá una mayor rentabilidad, y ello pondrá en peligro el cumplimiento de los objetivos de penetración de energías renovables para el año 2020, ha destacado.

Holtrop ha finalizado recordando que las asociaciones renovables ya han presentado ante la Comisión los elementos de análisis necesarios para que los parlamentarios puedan verificar la violación de los principios de seguridad jurídica y confianza legítima amparados por el Derecho Comunitario.

El secretario general de Anpier, Juan Castro-Gil, encargado de la ponencia, ha llevado al Parlamento Europeo el lamento de miles de familias y ha recordado que “en toda Europa estamos viviendo claras situaciones de desapego entre la ciudadanía y la clase política, y su principal origen está en comprobar que, cuando se produce un atropello, unos se tapan a otros”.

Castro-Gil ha subrayado que “las nuevas fuentes de generación de energía se convertirán en la fuente de poder más importante del planeta. En algunos sitios, como en España, no se quiere que estén en manos de los ciudadanos y, para evitarlo, se les está aplastando como a hormigas”, para pedir, finalmente, a los eurodiputados que “no se conviertan en cómplices de esta barbaridad e inicien acciones legales contra el Reino de España por infracción de la legislación comunitaria en lo que respecta a la violación de los principios amparados por el Derecho Comunitario de Confianza Legítima y Seguridad Jurídica”.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Peticiones, Cecilia Wikström, ha anunciado que en el pleno del Parlamento Europeo del día 23 de junio se va a presentar el informe de progreso de las energías renovables, se votará y se tomará una postura clara de la voluntad política de la cámara. Por ello, van a mantener abiertas las peticiones, tal y como han solicitado muchos miembros del Parlamento Europeo. La presidenta de la Comisión constata que existe un diálogo constante y en curso con España y que, en caso de que las autoridades presenten nuevos datos, sería interesante que se comunicaran con la Comisión.

Cualquiera que sea el próximo gobierno a partir del 26J, desde la Comisión se le enviará una carta informando de que se están abordando estas peticiones, pidiendo más información y solicitando una aclaración sobre los cambios en la legislación en Energías Renovables y la normativa de autoconsumo en España.