cultivotransgenicosmundo2011El Parlamento Europeo ha aprobado hoy una nueva legislación que permitirá a los Estados miembros restringir o prohibir los cultivos que contengan organismos genéticamente modificados (OGM) en sus propios territorios. La propuesta, aprobada en diciembre de manera informal entre el PE y el Consejo, se presentó en 2010, pero durante cuatro años estuvo bloqueada por los desacuerdos entre Estados pro y anti OGM.

“Este acuerdo permitirá más flexibilidad para los Estados miembros que quieran restringir el cultivo de los OGM en su territorio. Además es una prueba de que el debate está lejos de finalizar entre  las posiciones pro y anti OGM”, dijo Frédérique Ries (ALDE, BE), ponente de esta legislación en el Parlamento.

“En cuanto a los próximos pasos, confío en que el Presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker,  fortalecerá el proceso democrático sobre los OGM en Europa y asegurará que sea genuinamente independiente”, añadió el diputado. El acuerdo negociado con los ministros de la UE fue aprobado hoy con 480 votos a favor, 159 votos en contra y 58 abstenciones.

Evaluaciones de impacto y gestión

Las nuevas reglas permitirán a los Estados miembros prohibir los OGM por motivos de política medioambiental diferentes a los riesgos para la salud o el medioambiente ya citados por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

Los Estados miembros que quieran prohibir los OGM podrán alegar causas como la ordenación urbanística y territorial, el impacto socioeconómico, el hecho de evitar la presencia de OGM en otros productos y motivaciones de política agrícola. Las restricciones también se podrán imponer a determinadas OMG por grupos o tipos de cultivo.

La legislación establece un procedimiento que permitirá a las compañías de cultivo de OGM consentir estas restricciones en su licencia de comercialización antes de que el Estado miembro adopte tales medidas. No obstante, los Estados pueden imponer una prohibición de forma unilateral aunque la compañía no esté de acuerdo.

Actualmente el maíz MON810 es el único cultivo genéticamente modificado que se cultiva en Europa. La patata “Amflora”, también genéticamente modificada, fue prohibida por el Tribunal General de la UE en 2013 después de que la Comisión Europea le diese luz verde.

 

Zonas neutrales y contaminación transfronteriza

Los Estados miembros tendrán que garantizar que los cultivos OGM no contaminan otros productos y prestar especial atención para prevenir la contaminación transfronteriza con los países vecinos, según establece el acuerdo.

Próximos pasos

La nueva legislación entrará en vigor en primavera de 2015.

Entrevista a Frédérique Ries

frederiqueries¿qué va a cambiar para los consumidores, los agricultores y el medio ambiente?

Esta directiva se dirige sobre todo a los Estados, al tratarse de conceder flexibilidad a los que deseen prohibir o limitar los cultivos de OGM en casa. El agricultor hará lo que le imponga el régimen elegido por su Estado. Si el Estado elige que no se cultiven, el agricultor no los cultivará. Espero lograr en una revisión futura compensaciones obligatorias para los agricultores que se vean perjudicados. Por lo que al medio ambiente se refiere, las nuevas normas permitirán limitar la contaminación.

¿Por qué era necesario cambiar la normativa actual?

Esta directiva es una respuesta a la preocupación creciente de los ciudadanos de la Unión Europea, preocupación mostrada por las encuestas eurobarómetro. Yo, en tanto que demócrata, no creo que sea sana una situación en la que son los jueces quienes legislan. Los Estados de la Unión Europea se han visto ante los tribunales, y no disponen de suficientes argumentos jurídicos para defender las razones por las que no desean cultivar los OGM. Incluso se ha llevado a la Comisión ante los tribunales por lentitud al autorizar el nuevo Pioneer. A partir de ahora, legislan los legisladores.

¿Cómo será el mercado de los transgénicos en Europa dentro de cinco años?

La directiva que se ha sometido a votación es sobre los cultivos, no sobre los productos. La UE importa grandes cantidades de forraje transgénico para el ganado. Eso no se contempla en esta normativa, ni tampoco el transporte ni la investigación. Creo que los cambios se producirán sobre todo en los ámbitos de la transparencia, la reducción de los conflictos de interés y la mejora de la gobernanza.