bankiafinalDesde ASGECO compartimos plenamente y nos hacemos eco del voto particular emitido por la Presidenta del Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU), Francisca Sauquillo, en torno al informe de la Comisión de Seguimiento de las preferentes al que hemos tenido acceso hoy. Como punto principal, consideramos que la Comisión realiza una interpretación puramente legalista de las condiciones de comercialización de preferentes y pone en duda la versión de miles de clientes que alegan que los bancos han incurrido en malas prácticas a la hora de informar y asesorar a los consumidores. Como señala Sauquillo en su escrito, en el informe “no se realiza ningún análisis de los factores generadores de las reclamaciones”. El informe se limita a “recoger un relato de datos, normas y actuaciones administrativas que justifican lo ocurrido como consecuencia de la crisis, de los cambios normativos y del Memorando firmado con las autoridades europeas el 20 de julio de 2012”. Es más: el informe “omite que la Comisión de Seguimiento ha aprobado unos criterios para fijar cuándo los clientes podrán acudir al arbitraje, y la fijación de esos criterios tiene como presupuesto un problema de malas prácticas generalizadas”. Dicho esto, ASGECO considera que el informe lo único que hace es constatar una realidad que ya conocíamos: la CNMV no pudo acotar los daños que se iban a producir sencillamente porque el producto no estaba diseñado para inversores minoristas, lo que reafirma la tesis de que se ha producido un engaño masivo por parte de las entidades expedientadas, y no ha existido un monitoreo eficaz de los reguladores ni un sistema de alarma eficaz cuando la comercialización de preferentes estaba en auge, en 2009.