COFACE-Families Europe, cuya vicepresidencia ostenta ASGECO, y su socio alemán Arbeitsgemeinschaft der deutschen Familien organisationen (AGF) organizan conjuntamente la conferencia “El impacto de la digitalización en las familias del siglo XXI”, los próximos días 7 y 8 de noviembre en Berlín. Alrededor de 100 actores claves se reunirán para discutir este tema, con el objetivo de estimular el debate, poner algunos ejemplos prácticos, y echar un vistazo a lo que traerá el futuro. La conferencia se centrará en las familias como nuevos consumidores y trabajadores, pero en última instancia se quiere evaluar en qué medida estas tendencias están creando nuevas familias.

La digitalización ha sido el “tema estrella” de los últimos dos años para una serie de actores internacionales clave interesados en observar su impacto, como fue el caso de la OCDE, Eurofound, ISE/CES, el Comité Económico y Social Europeo (CESE) y el Parlamento Europeo. COFACE-Families Europe ha abordado por su parte los desafíos y oportunidades planteado por la digitalización a través de una variedad de carteras: conciliación de la vida laboral y personal, el teletrabajo, el empleo, la protección de datos y la seguridad en línea.

La digitalización, o más ampliamente, el enorme progreso de la tecnología en los últimos 20 años (sobre todo gracias a Internet), ha provocado profundas transformaciones en nuestra sociedad. Una tendencia que se incrementará en el futuro con una serie de “nuevos” desarrollos que tendrán un profundo impacto en las familias.

the impact of digital alisation on 21st century families

El equilibrio o incluso la integración entre la vida laboral y la vida personal,  ha cambiado a una mayor flexibilidad, con la posibilidad de trabajar desde casa y tener disponibilidadlas24 horas si es necesario. Si bien se entiende que las familias pueden gestionar mejor su tiempo en estas condiciones, la disponibilidad totaltambién podría ser una maldición, ya que supone una mayor presión para llevar a cabo su trabajo prolongando sus horarios y produciendo una falsa conciliación laboral.

La automatización y la inteligencia artificial han reavivado los “viejos” temores de desempleo masivo debido a la sustitución de los humanos por las máquinas. Aunque tales escenarios del fin del mundo nunca se hayan materializado y no sea la primera vez que se nos ha advertido sobre este riesgo, eso no quiere decir que no debemos tener cuidado y vigilar de cerca la evolución de la automatización.

La economía digital se ha celebrado ampliamente a través de historias de éxito como Google, Amazon, Facebook o incluso AirBnB y Uber. Sin embargo, con un examen más detenido, muchos de estos modelos de negocio plantean serios problemas en términos de monopolio, de control sobre lo que ven los usuarios (la censura), el control sobre los datos de usuario (Google y Facebook), las condiciones del servicio (Uber) y la presión sobre los productores de contenidos o vendedores de productos de trabajo (Amazon). ¿Cuáles son los efectos “reales” de este auge de la economía digital?

“Bigdata” parece ser el nuevo oro de la economía digital. Mediante el análisis de grandes conjuntos de datos, unos algoritmos logran proporcionar muchos servicios como la búsqueda de contenido en línea, la clasificación de contenido, la comprensión de las preferencias del usuario o incluso permitir el desarrollo de tecnologías como el reconocimiento de voz. Todos ellos, sin embargo, se basan en el acceso de enormes cantidades de datos, gran parte de ella generada por el usuario, y plantean muchas preocupaciones éticas sobre todo sobre ciertos datos sensibles como los datos relacionados con la salud, el historial de crédito, las direcciones personales, las ideas políticas, etc.

A través de una serie de talleres y sesiones de networking, COFACE-Families Europe tiene como objetivo la exploración de estos temas, entender mejor el impacto de la digitalización en las familias, identificar las áreas de competencia de la UE y promover políticas “favorables a la familia” para aprovechar las oportunidades de digitalización y reducir al mínimo los riesgos.