El decálogo de los Consumidores 3.0:
  • Como consumidores y consumidoras tenemos derechos pero también obligaciones.
  • Cualquier adquisición de un producto o servicio conlleva una aceptación implícita de los métodos y materiales con los que ha sido producido y distribuido.
  • Si no demandamos colectivamente determinados productos o servicios, no serán producidos por los mecanismos tradicionales del mercado.
  • Consumir es, por definición, agotar. Consumamos pero sin derrochar.
  • Recicla, reutiliza, renueva, reduce, respeta.
  • No consumas por encima de tus posibilidades económicas; no hipoteques tu futuro y el de los tuyos.
  • El agua es un bien escaso: utiliza sólo la que necesitas.
  • Haz un uso racional de la energía.
  • Si tienes dudas, infórmate; si te sientes engañado o engañada, reclama.
  • ASGECO  se compromete con el fomento de un modelo de consumo responsable, ético y sostenible, donde la solidaridad, la corresponsabilidad y los estilos de vida colaborativos son los principales protagonistas.

A partir de estos 10 puntos sentamos nuestra filosofía básica como asociación de consumidores y como unión de asociaciones y de cooperativas de consumidores y usuarios de España. Es importante destacar aquí que UNCCUE, la Unión que acoge a este tipo de cooperativas, es una de las socias-fundadoras de ASGECO y una de las organizaciones más influyentes en nuestra Confederación.

 

LOGO UNCCUE

 

UNCCUE representa a personas que se han unido en pequeños grupos con el fin de lograr productos y servicios adaptados, de calidad y a precios razonables. Representa así a Consumidores 3.0, que se corresponsabilizan a la hora de ejercer su poder de compra y que respetan los siete principios cooperativos: libre adhesión, democracia interna, participación, independencia, formación, cooperación y compromiso con la comunidad. A esto hacemos referencia cuando hablamos de consumo responsable, sostenible o inteligente. Un consumo que parta de ciudadanos y ciudadanas conscientes de la importancia de sus elecciones en el mercado. Un consumo de presente y de futuro, solidario, donde el consumidor o consumidora ejerza un rol protagonista y activo tanto desde la oferta como desde la demanda.

De esta filosofía nacen nuestras campañas para la promoción del reciclaje, el freno al desperdicio de alimentos, el fomento del comercio justo, la compra responsable, el medio ambiente, el consumo colaborativo y un largo etcétera.

ALIANZAS CON LA SOCIEDAD CIVIL

Además, poco a poco hemos ido conectando con diferentes movimientos sociales y a existentes que persiguen fines similares a los nuestros. Ahora pertenecemos a la red Retorna, una iniciativa sin ánimo de lucro integrada por la industria del reciclaje, ONGs ambientalistas, sindicatos y asociaciones de consumidores y que tiene como objetivo reducir al máximo la generación de residuos implantando un Sistema de Retorno de Envases que se aplica con éxito en más de 40 regiones del mundo.

 

LOGO COMERCIO JUSTO

 

También hacemos parte de Coalición Clima, una red formada por 30 organizaciones representativas del ecologismo, sindicalismo, cooperación al desarrollo, ciencia e investigación, consumidores y grupos sociales diversos que trabajan para frenar el cambio climático. Y nos hemos adherido a la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, que agrupa desde la base a personas, colectivos sociales, organizaciones ambientales, sindicatos, organizaciones empresariales y partidos políticos por la defensa de un cambio en el modelo energético basado en el ahorro, la eficiencia, las energías renovables y la soberanía.

 

 

Además, hemos firmado un convenio de colaboración con la Coordinadora Estatal de Comercio Justo para aumentar la incidencia de las acciones de ambas organizaciones en las actividades de interés común relativas al consumerismo, el cooperativismo de consumidores y el comercio justo. Ambas entidades creemos que los consumidores poseen una capacidad inmensa para cambiar las actuales prácticas comerciales y económicas hacia otras más humanas y ecológicas.

“CONSUMO: LO JUSTO” (2009)

La campaña “Consumo: lo justo”, organizada en 2009 por ASGECO con el apoyo del Instituto Nacional del Consumo, ha promovido la adopción de conductas responsables frente al consumo como defensa ante los abusos del mercado. A través de la misma se han aportado una serie de pautas para una compra responsable, una mejor información sobre los impactos asociados a nuestros hábitos, y recomendaciones para que los hábitos cotidianos sean más respetuosos con el medio ambiente. Recomendaciones como que envolver el bocadillo con papel de aluminio implica casi 6 veces más de consumo energético que usar la fiambrera, o que los ordenadores de sobremesa lanzan en toda su vida útil más emisiones de CO2 que un ordenador portátil.

 

LOGO CONSUMO LO JUSTO

 

Para llevar a cabo la campaña, un autobús informativo recorrió 19 puntos de la geografía española acercando a los consumidores una información actualizada y práctica sobre temas de consumo, con el fin de promover el desarrollo de actitudes de responsabilidad y concienciación.

La información ha sido distribuida a través de diferentes soportes teóricos y prácticos, entre otros una Guía de compra responsable en la que se detallan las pautas para una compra responsable y se explican los principales impactos ambientales generados por nuestros hábitos de compra y consumo.

Toda la información sobre la campaña haciendo click aquí