DINERO RÁPIDO, ¿A QUÉ PRECIO?

Con la crisis, y el recorte del acceso al crédito, han aumentado las empresas que ofrecen créditos rápidos de cantidades pequeñas a los consumidores de manera rápida y sin requerir grandes avales. Éstas aparecen en todos los medios de comunicación anunciándose como sencillas y accesibles soluciones para las necesidades de dinero.

El gancho de estas empresas es la comodidad de entregar una determinada cantidad de dinero en unos minutos o incluso en el mismo día. Para ello no sólo atraen la atención de aquellos usuarios con problemas de liquidez sino a todos en general para acceder a bienes y servicios en ocasiones innecesarios y bajo premisas, en ocasiones, frívolas.

Pero estos créditos tan cómodos en muchas ocasiones suponen una trampa para los consumidores más vulnerables que no sólo no conocen todas las condiciones sino que no reclaman. Lo cual permite la realización de abusos y malas prácticas.

Educación Financiera

La educación financiera, el consumo responsable y el conocimiento de condiciones particulares y generales de productos financieros es clave para los consumidores. Estos toman diariamente en sus acciones cotidianas decisiones de ahorro, inversión o gasto con la finalidad de satisfacer sus necesidades e intereses y progresar en la sociedad.

Test de Contratación de Créditos Rápidos

¿Vas a pedir un crédito rápido? ¿Ya te han dicho que vas a pagar mes a mes poca cuantía?¿Has entendido todas las condiciones, obligaciones y derechos? Haz el test para ver si estás suficientemente informado.

Antes de contratar un crédito rápido, piénsatelo dos veces, o puedes acabar como “El hombre que pudo pagar un crédito rápido”.