RIESGOS PARA LA SALUD

Las falsificaciones, imitaciones y copias constituyen un grave peligro para la salud y la seguridad de los consumidores. Estas mercancías se elaboran en serie en fábricas sin licencia y sin ningún tipo de control sanitario, sin estándares de calidad, con materiales de mala calidad o que pueden haber sido prohibidos en la Unión Europea, y en el caso de los medicamentos sin los principios activos propios del producto. Los materiales e ingredientes son reemplazados por sustancias no reguladas y, a menudo, perjudiciales para la salud.