PRODUCTOS

PERFUMES

El sector de la perfumería es uno de los más afectados por todo tipo de falsificaciones e imitaciones de mala calidad.  Por las calles podemos como proliferan tiendas y supermercados con fragancias que “recuerdan” o venden copias de los perfumes originales pero a precios más asequibles.  Sin olvidar las falsificaciones que se ofrecen como “originales” bajo la premisa de ser robados, “caídos del camión” (con lo que, si fuera verdad el consumidor se convertiría en cómplice) o importados de terceros países en donde su precio es más bajo.

EN UN PERFUME FALSO, LA FORMULACIÓN EXACTA PUEDE NO ESTAR INDICADA Y NO SE GARANTIZA QUE SEAN  DE UNA BUENA CALIDAD.

Con ello el consumidor se expone a alcoholes de posible ínfima calidad, desconocer el plazo de caducidad y a componentes poco adecuados o incluso nocivos y a no disponer de las mínimas garantías que permitan efectuar reclamación en el caso de presentarse algún problema. Así mismo, el e-commerce facilita la aparición de tiendas virtuales que ofertan perfumes y colonias supuestamente originales y que una vez la olemos podemos comprobar que es una falsificación o imitación.

LA FRAGANCIA DE UN PERFUME DE MALA CALIDAD O FALSO DURA MENOS TIEMPO Y SU OLOR SE DESVIRTÚA ANTES.

PERFUME FALSIFICADO vs PERFUME DE IMITACIÓN

Distinguir un perfume falso de uno de imitación suele ser fácil por las características específicas de cada uno.  Pero es importante diferenciarlos respecto a uno original:

  • Un perfume falso es aquel producido sin autorización de la marca en una fábrica ilegal y sin cumplir con los parámetros sanitarios fijados por la normativa europea. No está regulado ni supervisado por ningún organismo de control sanitario, por lo que puede incluir sustancias no autorizadas de dudosas calidad que pueden resultar dañinas para el consumidor. Además, la producción de la falsificación puede incurrir en un delito, fomenta actividades de delincuencia organizada, y terrorismo.
  • Un perfume de imitación se vende en los comercios de circuito legal y  puede haber sido supervisado por un organismo de control sanitario. Aunque las fórmulas en las que se inspira recuerdan a perfumes de marca puede haberse producido con componentes de baja calidad que limitan la vida del perfume, especialmente, en la piel. Entre los efectos secundarios que pueden ocasionar están: las migrañas, las erupciones, alergias, manchas en la ropa, quemaduras en la piel y problemas respiratorios.
  • Por último, el perfume original es aquel producido bajo estrictos controles de calidad, cumpliendo los requisitos legales y la normativa en materia sanitaria, regulado y supervisado por un organismo de control sanitario que se vende en el circuito legal y además no incurre en ningún tipo de delito contra la propiedad industrial. Así mismo, se acompaña de una serie de características que las falsificaciones o imitaciones nunca van a ofrecer ni tener en cuenta  como por ejemplo el envase  que, en el caso de los originales siempre va a tener un cristal mejor, de una pieza, para evitar contaminar el líquido interior del frasco, y dar más prestancia al producto.

LOS PERFUMES “CAIDOS DEL CAMIÓN” Y LOS “ROBADOS” PUEDEN NO SER ORIGINALES, SINO FALSIFICACIONES DE POBRE CALIDAD

CÓMO EVITAR LA COMPRA DE PERFUMES FALSIFICADOS:

Para evitar la compra de perfumes falsificados se recomienda a los consumidores que tomen ciertas precauciones tanto en la compra in situ como on-line y sospechar de aquellos que se ofrecen a precios irrealmente bajos.

CONSEJOS:

  • Evitar su compra en lugares no autorizados, como top manta o, venta ambulante ilegal.
  • Fijarse en los detalles y el frasco, ya que los perfumes de imitación tienen envases toscos, y en los de falsificaciones la presentación no se cuida tanto los detalles como el brillo, la nitidez de las letras, o el color, dando una imagen menos cuidada.
  • Los perfumes de imitación suelen tener la fragancia a la luz, lo cual acelera su degradación.
  • Evitar los perfumes que nos venden como “robados” o “caídos del camión” ya que pueden ser imitaciones de mala calidad.
  • Comprobar que el producto entregado finalmente y envuelto es uno original.
  • Sólo adquirir perfumes online de tiendas que estén en España y se identifiquen claramente.
  • Buscar opiniones de la tienda online dónde encontremos la oferta para garantizar que sólo vende perfumes originales.
  •  El consumidor debe extremar la cautela con las páginas de venta entre particulares, grandes descuentos u ofertas que puedan hacer sospechar de un negocio ilícito.

USAR PERFUMES CON COMPONENTES DE MALA O BAJA CALIDAD PUEDEN PRODUCIR ALTERACIONES EN LA PIEL.

CONSECUENCIAS DE LA COMPRA DE PERFUMES FALSIFICADOS O DE IMITACIÓN:

  • Duración inferior de la fragancia: Cuando un consumidor compra un perfume espera que su olor perdure en su piel al menos el tiempo de la cita, trabajo o acontecimiento en cuestión. En el caso de un perfume original, esto se cumple. En el caso de los perfumes de imitación o falsificaciones esto no tiene porqué ocurrir.
  • Olor desvirtuado de la fragancia: El olor de estos perfumes, además de no ser el mismo (incluso puede llegar a oler mal), se desvirtúa antes y puede no aguantar si quiera más allá de unos minutos.
  • PH de la piel del consumidor: Los perfumes originales tienen en cuenta el PH de cada consumidor de tal forma que su fragancia no modifica el mismo. Sin embargo, los perfumes falsificados pueden modificar el PH del que lo usa.

En ambos casos, los perfumes originales contienen componentes de larga duración que divide la fragancia del perfume en tres capas olfativas, lo que hace que su olor se desprenda hasta 18 e incluso más horas después de su uso. Además, el uso de alcohol vegetal, que es más costoso, facilita que la evaporación del perfume sea más lenta.

  • Riesgo para la salud del consumidor. Los perfumes falsificados no están supervisados por ningún organismo de control sanitario ni supervisión de ningún tipo. En algunas incautaciones de perfumes falsificados o imitaciones la policía ha encontrado sustancias tales cómo orina o restos de veneno. El desconocimiento de los ingredientes que se utilizan para este tipo de productos deja completamente desprotegido al consumidor; quien puede sufrir problemas de salud cómo irritaciones, erupciones cutáneas, alergias, urticaria u otras enfermedades.
  • Pérdida de derechos del consumidor: La compra en sitios de venta no autorizados o a particulares supone la pérdida de los derechos del consumidor puesto que este tipo de sitios y productos no están regulados. La responsabilidad derivada del daño o perjuicio que pueda causar el producto no es asumida por nadie.
  • Fomenta la desinversión en I+D: Para realizar un perfume original se necesita tiempo, investigación e inversión económica. El perfume es un producto costoso cuya elaboración puede llegar a durar más de un año, al estar formado por infinidad de compuestos aromáticos para conseguir una esencia determinada. Además, la conformación del frasco y del envase tiene que cumplir unos determinados requisitos técnicos. Todo ello necesita mucha inversión e investigación.
  • Delito de Propiedad Industrial: La venta de perfumes falsificados, o de imitación, el fabricante podría estar incurriendo en un delito de propiedad industrial, siendo el consumidor cómplice indirecto de esta situación, lo cual también desincentiva la inversión de los fabricantes de perfumes en investigación.
  • Destrucción el estado del Bienestar: el crecimiento de un país se basa en gran medida en el consumo por los cauces legales establecidos, el mantenimiento del Estado del Bienestar necesita de impuestos que garantice la gratuidad de muchos servicios. Al adquirir falsificaciones, destruimos el estado de bienestar y no somos solidarios con aquellos que sí pagan sus impuestos.
  • Aumento del paro: los empresarios con perfumerías y sus empleados se ven perjudicados por la venta de falsificaciones.