tarjetas-de-créditosEl Consejo Europeo aprobó finalmente el 20 de abril la regulación de las tasas de intercambio para los pagos realizados con tarjetas de débito y de crédito. La regulación entrará en vigor 20 días después de la publicación del Boletín Oficial de la Unión Europea. Según el Consejo Europeo, el objetivo de esta regulación es reducir los costes tanto para los comerciantes como de  los consumidores, para así ayudar a crear un mercado de pagos en toda Europa. El reglamento también ayudará a los usuarios de tarjetas a tomar decisiones acerca de los instrumentos de pago. Desde la Asociación General de Consumidores, ASGECO Confederación, pedimos a los Estados miembros que adopten la regulación con cautela y analicen las posibles consecuencias que pueden derivar de dicha regulación, especialmente para los consumidores. Como ya lo hemos dicho en varias ocasiones, consideramos la regulación de las comisiones de las tarjetas es incompleta e imparcial al no asegurar que con la bajada de las tasas de intercambio se protegerá al consumidor, previniendo que los bancos compensen las pérdidas de la reducción de las tasas de intercambio con nuevas comisiones de tarjetas. La regulación aprobada por el Consejo Europeo tampoco garantiza una igualdad de trato a todos los operadores de tarjeta y abre una posible distorsión en la competencia, excluyendo del ámbito de aplicación a American Express y Diners, lo que también podría afectar negativamente a los consumidores, que experimentarían un desequilibrio en el mercado del uso con tarjeta con variaciones en las comisiones. Por todo ello, ASGECO considera que la norma aprobada hoy por el Consejo Europeo es incompleta, sin transparencia, cautela y medidas de control y vigilancia, que garanticen al consumidor un sistema equilibrado para todas las partes involucradas, y de este modo reitera su propuesta de regulación global de los costes asociados al sistema de gestión de tarjetas, ámbito carente de normativa transparente y eficaz.