Desde que se anunció hace varios años la instalación progresiva, y obligatoria, de contadores eléctricos “inteligentes” en todos los hogares españoles, ASGECO siempre ha expresado y argumentado sus dudas sobre la verdadera utilidad de esta nueva herramienta de la que ahora denunciamos su coste.   Millones de estos contadores están instalados en hogares de todo el país, las comercializadoras han empezado a cobrar coste de alquileres más altos, por unos supuestos nuevos servicios que desde ASGECO consideramos inexistentes.   Siempre hemos estimado como indispensable que estos nuevos contadores inteligentes deberían ayudar a los usuarios a controlar mejor sus gastos y abaratar su factura eléctrica, a través de una mejor información sobre el consumo individual en los hogares y las diferentes tarifas disponibles.   Ya en mayo del 2011, ASGECO sentenciaba que estos nuevos contadores no deben servir únicamente a las compañías eléctricas para mejorar su propia gestión, sino también a los usuarios, permitiéndoles un conocimiento preciso de las diferentes variables para que puedan adaptar realmente sus pautas de consumo (ahorro, eficiencia, elección de la fuente, mejor repartición horaria del consumo, etc.)”   Por eso no solo pedimos que se reembolsen los aumentos de alquileres de contadores aun no interconectados sino además que no se cobren alquileres más altos hasta que los contadores ofrezcan servicios reales a los consumidores finales, por considerar que estos no tienen por qué subvencionar herramientas de exclusivo uso de las comercializadoras.