De nuevo, los Tribunales, dan la razón a los consumidores.

El Tribunal Supremo ha dictado una sentencia histórica en la que, recogiendo los planteamientos dictados ya en la materia por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea del pasado 20 de septiembre, declara nulas parte del clausulado de un préstamo hipotecario constituido en divisas, lo que no anula el préstamo pero permite que se transforme a euros desde su inicio.

Las clausulas cuestionadas no pasan el control de transparencia, ni fueron negociadas individualmente. Son clausulas sobre las que hay que facilitar información suficiente al consumidor para que éste pueda tomar decisiones “fundadas y prudentes”. “La falta de transparencia de las cláusulas multidivisa ha generado para los prestatarios un grave desequilibrio, en contra de las exigencias de la buena fe, puesto que, al ignorar los graves riesgos que entrañaba la contratación del préstamo, no pudieron comparar la oferta del préstamo hipotecario multidivisa con las de otros préstamos y se ha agravado su situación económica y jurídica”, apunta la sentencia.

El consumidor, en caso de ser titular de un préstamo multidivisa, ha de reclamar a la entidad bancaria, solicitando la nulidad de dichas clausulas, y por tanto su no aplicación, lo que conllevaría la transformación de este préstamo a euro desde el inicio del contrato. El consumidor podrá ver así lo que ha ido pagando en Euro, lo que reduce la cantidad que le queda por pagar.

En caso de no prosperar esa petición, pueden contactar con ASGECO Confederación en consultas@asgeco.org o en el 914 035 078.