Introducción a la mediación

La mediación es uno de los principales sistemas  alternativos  de resolución de conflictos. Se destaca en dos ámbitos, por un lado como una opción complementaria a la tradicional vía judicial y al arbitraje de consumo, y por otro , como una intermediación dentro del proceso arbitral de consumo.

A través de ella, las personas que acuden a un proceso de mediación descubren una nueva forma de gestionar sus diferencias y de encontrar soluciones satisfactorias.

Tradicionalmente en España se ha optado por el Sistema Arbitral que impone un laudo de obligado cumplimiento y que pone fin a la reclamación impidiendo acudir, posteriormente, a ninguna otra vía de resolución de conflictos, o por la mediación y la conciliación, a través de distintos Organismos Públicos, en aquellos casos en los que la empresa reclamada no se sometiera al arbitraje. Otra cuestión es la mediación que se recoge como parte del proceso de arbitraje que se realiza como paso previo a la convocatoria de una Junta Arbitral de Consumo.

El Sistema Arbitral está completamente saturado por la cantidad, cada vez mayor, de reclamaciones y solicitudes de arbitraje y por el abuso que del mismo hacen tanto reclamantes como reclamados al ser un sistema gratuito.  Bien es verdad que al arbitraje se llega después realizar intentos de intermediación pero, en algunas ocasiones, resulta un mero trámite burocrático que no busca un diálogo eficaz para la resolución del conflicto.

Por otro lado, la resolución de conflictos a través de la mediación y la conciliación, no sólo están en auge y afianzándose en todos los ámbitos de la vida cotidiana, como son el laboral y el familiar, sino que está obteniendo resultados muy satisfactorios.

La mediación permite que las partes resuelvan sus conflictos, en un entorno independiente, con apoyo de un mediador que promueve actitudes conciliatorias y ayuda a que el dialogo fluya para alcanzar soluciones de mutuo acuerdo que favorezcan el cumplimiento de lo consensuado.

Es por todo ello que, ante la actual situación de saturación de los sistemas tradicionales de resolución de conflictos, la mediación se presenta  como un sistema complementario,  sencillo y consensuado que mejora el diálogo entre consumidores y empresarios así como  el conocimiento de los derechos y obligaciones de cada una de las partes.