Preguntas Frecuentes sobre Mediación

¿Qué significan ADR y ODR?

ADR son las siglas utilizadas en inglés para definir los Sistemas Alternativos Resolución de conflictos en consumo. Estos sistemas son principalmente tres: arbitraje, mediación y conciliación.

Por su parte, ODR hace referencia a la solución de conflictos a través de estos sistemas alternativos pero realizados online o a través de plataformas en línea. Este sistema está especialmente ideado, aunque no cómo única aplicación, para facilitar la resolución de los conflictos que puedan surgir con el comercio electrónico.

Más Información en la Sección ADRs

¿Qué caracteriza a la Mediación?

Es un sistema alternativo de resolución de conflictos, extrajudicial, confidencial y voluntario, en el cual las partes dialogan para llegar a un acuerdo común que ponga fin a la disputa. Esta mediación se hace con la intervención de un tercero imparcial y neutral.

Más información en las secciones ADRs y MEDIACIÓN

¿Quiénes intervienen en una mediación?

En una mediación hay siempre tres elementos personales: las dos partes, es decir, las personas afectadas por el conflicto, y el mediador.

También, si las partes lo solicitaran de mutuo acuerdo, puede intervenir un experto en una materia concreta e independiente de las partes.

¿Cómo sé que el mediador es imparcial y sabe de consumo?

Muchas entidades están realizando programas y labores para fomentar la mediación en la resolución de conflictos, pero la mediación ha de llevarse a cabo a través de personas físicas acreditadas como mediadores certificados.

Así mismo debe ser un especialista en el campo a tratar, en este caso Consumo y conocer el problema previamente para poder ayudar a las partes a llegar a un acuerdo. Su labor no es decidir sino conducir a las partes hacia la resolución del conflicto, pero sin llegar a erigirse, en ningún momento, en la clave de la solución. No obstante, si considera que el proceso no avanza, puede realizar propuesta de acuerdo a las partes que, obviamente, éstas pueden aceptar o rechazar.

La mediación se recoge, también, dentro del proceso de arbitraje como una intermediación a fin de resolver el conflicto con carácter previo a la vista arbitral.

Por último, cabe destacar que el mediador debe ser un tercero ajeno a las partes y por ello debe revestir los caracteres de neutralidad e imparcialidad y revelar a las partes, antes de iniciar la mediación o en el transcurso de la misma cualquier circunstancia que pueda afectar a su imparcialidad o generar un conflicto de intereses.

Si acudo a Mediación ¿me pueden imponer una solución?

No, la Mediación es un sistema de resolución de conflictos en el cual el acuerdo se alcanza por ambas partes de forma voluntaria y sin intervención del mediador, que sólo se encarga de dirigir el proceso.

Por tanto, no se obliga a las partes a alcanzar un acuerdo ni tampoco se impone, así se intenta evitar que la parte más débil se vea forzada a firmar o aceptar condiciones que considere injustas o contrarias a sus intereses y derechos.

Si llegamos a un acuerdo ¿es de obligado cumplimiento?

Si las partes acuden voluntariamente y llegan a un acuerdo voluntario que satisface las pretensiones es difícil que no se cumpla de forma voluntaria.

Los acuerdos de mediación representan un acuerdo privado entre las partes, por lo que tienen la misma fuerza vinculante que un contrato y son de obligado cumplimiento para ambas. No obstante, en el acuerdo escrito que refleje lo acordado, siempre se puede incluir una cláusula de indemnización en caso de incumplimiento.

Si no llegamos a un acuerdo ¿qué puedo hacer?

La mediación no excluye otras vías de resolución de conflictos, por tanto siempre se puede acudir a Arbitraje en consumo o a la vía Judicial.

La otra parte no ha cumplido el acuerdo de mediación. ¿Qué puedo hacer?

La Mediación y sus acuerdos no cierran las vías complementarias, y en caso de incumplimiento se puede acudir el arbitraje de consumo o la vía judicial.

Los acuerdos de mediación tienen carácter vinculante para las partes, por lo que puede exigirse su cumplimiento ante un Tribunal ordinario, como si de un contrato incumplido se tratase.

Es posible que una de las partes reciba deferencia por parte del mediador?

No. La imparcialidad del mediador es uno de los principios informadores de la mediación. El mediador dirige las sesiones pero no toma partido ni por una parte ni por la otra.

Debe tenerse en cuenta que el mediador NUNCA impone una solución al problema, sino que son las propias partes intervinientes en el proceso las que decidirán cuál será la solución que debe tomarse.

¿Hace falta un abogado?

No. La idea principal de la mediación es que son los afectados quienes ponen fin al conflicto que les enfrenta, alcanzando por sí mismos un acuerdo. En este sentido, el mediador está suficiente capacitado para dirigir una negociación sin que sea necesaria la intervención de un abogado.

¿Es obligatorio asistir a una mediación?

No. La mediación es un proceso voluntario al que las partes deciden asistir libremente. Nadie puede ser obligado a solicitar una mediación ni a acudir a ella si ha sido invitado a su celebración.

¿Quién gana en el proceso de mediación?

Todos. A diferencia de los procedimientos judiciales o los arbitrajes, la solución no viene impuesta por un tercero, sino que es decidida por las partes implicadas. De esta manera, no existe la frustración del que ha sido condenado por un tercero ajeno al conflicto.