frutasLos aditivos son sustancias que se utilizan por muchas razones -como la conservación, colorantes, edulcorantes, etc.- durante la preparación de alimentos. La legislación de la UE los define como «cualquier sustancia que normalmente no se consume como alimento en sí misma ni se usa como ingrediente característico del alimento, tenga o no valor nutritivo, y cuya adición intencional al alimento con fines tecnológicos en la fabricación, elaboración, preparación, tratamiento, envase, transporte o almacenamiento tenga, o pueda esperarse razonablemente que haga, que el propio aditivo o sus subproductos se conviertan directa o indirectamente en un componente de dichos productos alimenticios». Los aditivos normalmente se utilizan como: Colorantes – para añadir o restaurar el color de un alimento; Conservantes – para prolongar la vida útil de los alimentos protegiéndolos contra los microorganismos; Antioxidantes – para prolongar la vida útil de los alimentos protegiéndolos contra la oxidación; Agentes de tratamiento de las harinas – se añaden a la harina o a la masa para mejorar su calidad de cocción. ¿Son seguros? La seguridad de todos los aditivos alimentarios autorizados la evalúan el Comité Científico de la Alimentación (SCF) y / o la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Sólo los aditivos para los que los usos propuestos se consideran seguros están en la lista de la UE. Como la mayoría de las evaluaciones se remontan a los años 80 y 90, algunas hasta los años 70, se ha considerado adecuado volver a evaluar todos los aditivos autorizados por la EFSA. La re-evaluación se completará en 2020. Como resultado del programa de reevaluación, hasta ahora el uso de los tres colorantes ha sido revisado por la EFSA, que redujo su ingesta diaria admisible (IDA) y consideró que la exposición humana a estos colorantes es probable que sea demasiado alta. Así, los niveles máximos de estos colorantes que se pueden utilizar en los alimentos se redujeron a principios de 2012. El aspartamo El aspartamo es un edulcorante intensivo utilizado en los alimentos bajos en energía o en los alimentos en los que no se añade azúcar. “El aspartamo fue evaluado inicialmente por el Comité Científico de la Alimentación (SCF) en 1984, que estableció una IDA de 40 mg/kg de peso corporal. Posteriormente aparecieron nuevas evidencias científicas, y cada vez más se ha confirmado el uso seguro de la sustancia como edulcorante”, según la UE. Teniendo en cuenta la enorme cantidad de información que está disponible sobre la seguridad del aspartamo, la Comisión pidió a la EFSA hacer una completa re-evaluación de la sustancia donde se evaluarían los datos originales utilizados para la evaluación en el año 1984, así como todos los nuevos acontecimientos ocurridos desde la primera evaluación. A principios de 2013, la EFSA llevó a cabo una consulta pública sobre el primer borrador de su dictamen revisado sobre el aspartamo. Debido al gran volumen de información que debe tener en cuenta, la EFSA finalizará el dictamen para finales de 2013. Lista de aditivos alimentarios autorizados Los aditivos que están autorizados en los productos alimenticios y sus condiciones de uso se encuentran en el anexo II del Reglamento (CE) nº 1333/2008 sobre los aditivos alimentarios. Sólo los aditivos que están en esa lista están autorizados bajo condiciones específicas. La base de datos sobre aditivos alimentarios de la Comisión está disponible en Internet: https://webgate.ec.europa.eu/sanco_foods/?sector=FAD  A través de esta base de datos del operador de consumidor o empresa puede saber qué aditivos están autorizados en un determinado alimento. Información a los consumidores Los aditivos en los alimentos están etiquetados de acuerdo a las normas establecidas en la Directiva 2000/13/CE. Los aditivos alimentarios deben ser mencionados en la lista de ingredientes y deben ser designados por el nombre de su clase funcional, seguido de su nombre específico o del número CE.